JESUS QUE TE MIRE MUCHAS VECES PARA DARME CUENTA DE LO QUE ME AMAS

JESUS QUE TE MIRE MUCHAS VECES PARA DARME CUENTA DE LO QUE ME AMAS
PULSAR Y RECITAR LAS ORACIONES Y LAS PROMESAS DE JESÚS

CALENDARIO 2017

CALENDARIO 2017

martes, 25 de diciembre de 2007

LA NAVIDAD


Como deberíamos celebrar la Navidad

Hace dos mil años que nació el Salvador del mundo. Su venida fue un evento histórico de tal magnitud que el mundo moderno inició su su calendario el año de su nacimiento.

No solo fue este evento importante porque ningún hombre como el había existido, lleno de Poder, Sabiduría y Amor, sino porque El era el Hijo de Dios, el Mesías esperado, el Redentor, el Ungido de Dios.

Su venida al mundo atrajo seguidores quienes son aquellos destinados a ser salvados. Para los humildes, los pobres y los marginalizados, Jesús es el hombre!

Gentes de todos los caminos de la vida son invitados a seguir a Jesús en su camino a nuestra casa celestial.

Cuando recordamos la venida de Nuestro Señor en la estación de Adviento o Navidad, estamos celebrando nuestra liberación de la esclavitud del pecado, puesto que Jesús es Nuestro Salvador. También celebramos su futura venida en Gloria como El lo ha prometido.

El día de Navidad es el día del cumpleaños de Nuestro Señor Jesucristo, un día para alabar a Dios por haber amado tanto al mundo que le dio su Único Hijo engendrado para que todo el que crea en El sea salvado [Juan 3:16]

El día de Navidad es realmente un "día santo, un festival religioso" [holiday], desafortunadamente el mundo lo ha reemplazado por un día de fiesta del mundo

La palabra Navidad en Ingles [Christmas] ha sido reemplazada por la palabra Xmas, o sea que no honramos el nombre de Cristo en la Navidad, pues lo hemos extraido de la palabra. Y así también se ha borrado en muchas otras formas.

Deberíamos de recolectarnos especialmente durante los días de Navidad y celebrar el regalo que hemos recibido agradeciendole a Dios por el regalo de Su Hijo, amándonos los unos a los otros y compartiendo nuestra caridad con los demás.

Otro punto que tenemos que aclarar es que Santa Claus o San Nicolás no son el evento principal de la Navidad, este día santo ha sido reemplazado por una oportunidad para vender, esta estación santa ha sido comercializada y usa a Santa Claus para distribuir regalos olvidándose en muchos casos del Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. "Pongamos cuidado" Cristo viene pronto.

Algunos podrían insistir que está muy tarde para cambiar la tradición, puede ser. Para donde va este mundo? Estamos olvidándonos de dar a Dios lo que es de Dios porque estamos tan contentos haciendo cosas para nosotros.

Mucha gente por todo el mundo se ha olvidado del verdadero significado de la Navidad por causa de nuevas tradiciones. El Nacimiento de Cristo ha sido reemplazado por la Nueva Navidad [Xmas], celebraciones paganas que no tienen que ver nada con el Señor.

Incluyamos a Jesús en nuestras vidas en esta Navidad y descubramos para que hemos sido creados. Démosle gracias a Dios por haber enviado a su Hijo a salvarnos, celebremos no solamente su Nacimiento sino también su muerte la cual nos salva verdaderamente de la muerte del pecado. Meditemos la venida del Salvador del mundo y vivamos para siempre.

Hagamos cada día de nuestras vidas una verdadera Navidad donde Jesús nace no en una cueva fría de Belén sino en nuestro corazón. Demosle la bienvenida y amémosle con todo nuestro corazón, con toda nuestra mente y con toda nuestra fortaleza.

Y para disfrutar mas este tiempo tan hermoso de cada año, hagamos la Novena de Aguinaldos al Niño Jesús.

Dejemos que Cristo nazca de nuevo en nuestra vida y nazcamos de nuevo a la vida eterna.

Jesús te ama.

LOS EVENTOS


Los eventos
[Lucas 1:26-56 Lucas 2:1-21]

En breve:

La Virgen María recibió la visitación del Arcángel Gabriel quien le dijo:
Dios te salve María llena eres de Gracia [que quiere decir llena del favor de Dios], el Señor esta contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres. Concebirás un hijo quien será grandioso, será llamado el Hijo del Altísimo y el Señor le dará el Trono de su Padre David. Luego el ángel le explico a María puesto que ella era virgen: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios.

María dió alabanza a Dios con el canto del Magnificat por haber enviado el Salvador al mundo.

La Virgen María estaba prometida a un hombre llamado Jose, pero antes de que se casaran ella estaba embarazada. Jose quiso divorciarse de ella en silencio para evitar publicidad innecesaria pero un ángel vino en sus sueños y le reveló que su hijo había sido concebido por el poder del Espíritu Santo y su nombre sería Jesús, el Salvador de la Humanidad.

El bebé nació en una noche estrellada, los ángeles vinieron al mundo y se regocijaron de su nacimiento cantándole Gloria a Dios en las alturas y en la tierra Paz a los hombres de buena voluntad. Ellos dirigieron algunos pastores al sitio del Nacimiento del Niño Dios.

Tres Reyes Magos vinieron del oriente para darle homenaje a Nuestro Salvador, ellos fueron guiados por una estrella.

El Salvador del mundo nació en un pesebre, una cueva oscura porque sus pobres padres no pudieron encontrar un lugar donde pasar la noche, todas las puertas les fueron cerradas a la madre a punto de dar a luz y a su hijo. Cuando nació el Señor, fue envuelto en pañales y puesto en el pesebre, rodeado de un buey y un burro que con su aliento le daban calor.

Su venida no fue bienvenida, excepto por los pobres y los humildes. Nuestro humilde Salvador fue desconocido por el mundo hasta que empezó a hacer milagros, esto causó que los aprendidos fariseos y los sacerdotes de su tiempo se llenaran de celos y mas tarde fue condenado y murió en la cruz por haber implicado que El era el Hijo de Dios.

LA RAZÓN DE SU VENIDA


La razón de su venida

En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios,
y la Palabra era Dios. [Juan 1:1]

Y la Palabra se hizo carne, y puso su Morada entre nosotros, y hemos contemplado su gloria, gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad. [Juan 1:14]

Jesús vino a restaurar nuestras almas a la inmortalidad que perdimos en el Paraíso a través del pecado de nuestros primeros padres. Durante su Ministerio El sanó a los enfermos para poder probar que El tenía el poder de perdonar los pecados y también para mostrarnos su Amor Misericordioso. También vino a enseñarnos la Sabiduría de Dios, el Camino de la Salvación, la Imitación de su vida y a que le sigamos.

[Isaías 53:11]

Por las fatigas de su alma, verá luz, se saciará [ 1]. Por su conocimiento justificará mi Siervo a muchos [ 2] y las culpas de ellos él soportará [ 3].

Examinemos este pasaje bíblico que resume el trabajo de Nuestro Señor Jesucristo:

Por las fatigas de su alma, verá luz, se saciará:

El trabajo de nuestra Redención envolvía la muerte de Jesús en la cruz. El tenía que satisfacer la Justicia Divina dando su vida a cambio de nuestras vidas. Así que por causa de los méritos de su santo sacrificio, por su heridas somos sanados de las heridas de nuestros pecados. El pudo ver el resultado de su misión cuando dijo en el ultimo momento "Todo esta terminado"

Por su conocimiento justificará mi Siervo a muchos:

Jesús es la Palabra de Dios que se hizo carne, El es la segunda persona de la Santísima Trinidad. Es la Sabiduría de Dios que vino a compartirse con nosotros volviéndose el Camino al Padre. Los Evangelios son las enseñanzas de Cristo y nos conducen a la Salvación. Somos justificados creyendo en Jesucristo, en efecto este es el Trabajo de Dios: que creamos en quien Dios ha enviado, Su Hijo Nuestro Señor Jesucristo [Juan 6:29]

Y las culpas de ellos él soportará

Por su pasión, agonía y muerte, Jesús sufrió por nuestros pecados. Recibió sobre si mismo el castigo debido por nuestras faltas porque "El es el Amor del Dios hecho hombre", quien nos ama en una forma tan misericordiosa que es imposible entender. Por sus santas heridas somos sanados [Leer Isaías Capitulo 53]

Jesús vino para ser el Buen Pastor según la predicción hecha por el Señor Yahveh: Yo mismo seré el Pastor de mis ovejas [Ezequiel 34:15] ;

Jesús dice: Yo soy el Buen Pastor [Juan 10:11-14]

[Filipenses 2.10-11]

10 Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos,
11 y toda lengua confiese que Cristo Jesús es Señor para gloria de Dios Padre.

LO MEJOR QUE NOS HA PASADO


La Promesa de un Salvador

La humanidad había ofendido a Dios hasta el punto de necesitar ser rescatada del castigo eterno causado por el pecado. Todo comenzó con Adán y Eva nuestros primeros padres, quienes ofendieron a Dios pero recibieron la promesa de la Salvación.

En el Libro de Génesis [Génesis 3:15], el proto evangelio nos dice que Dios amenazó la serpiente [el demonio] con ser aplastado por la Mujer [la Virgen María]
cuyo talón seria maltratado [Nuestro Señor con su pasión y muerte].

Dios predijo la enemistad entre la Mujer y el demonio. Entre ella y su descendencia o sea María, su Hijo Jesús y todos sus nuevos hijos [los hijos de Dios] y la serpiente con todos sus hijos, o sea el demonio y todos los que rechazan a Dios y se vuelven sus hijos.
Lee [Apocalipsis 12:17]

En otras palabras Dios prometió enviar una mujer cuyo hijo sería Nuestro Salvador porque por su muerte El vencería el demonio. [Génesis 3:15]

El Señor le dijo a Moisés, [Deuteronomio 18:15-18-19]
15 Yahveh tu Dios suscitará, de en medio de ti, entre tus hermanos, un profeta como yo, a quien escucharéis.
18 Yo les suscitaré, de en medio de sus hermanos, un profeta semejante a ti, pondré mis palabras en su boca, y él les dirá todo lo que yo le mande.
19 Si alguno no escucha mis palabras, las que ese profeta pronuncie en mi nombre, yo mismo le pediré cuentas de ello.

O sea que si alguien rechaza al Señor por esto será cortado del resto de la gente dc Dios. Otros profetas recibieron el mensaje de la Venida del Mesías, El sería aquel que liberaría la gente de Dios de la esclavitud de otras naciones.

A través del profeta Miqueas, [Miqueas 5:2-5] fué revelado que Jesús nacería en Belén, que El sería un Rey poderoso y también un pastor, que traería paz a las naciones.

Pues bien, el Señor mismo va a daros una señal: He aquí que una doncella está encinta y va a dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emanuel. [Isaías 7:14]
Esta doncella es la Virgen María quien concebió por obra y gracia del Espíritu Santo a su hijo Jesús quien es Emmanuel que quiere decir "Dios con nosotros".

Porque una criatura nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. Estará el señorío sobre su hombro, y se llamará su nombre «Maravilla de Consejero», «Dios Fuerte», «Siempre Padre», «Príncipe de Paz». [Isaías 9:5] Biblia de Jerusalén

viernes, 21 de diciembre de 2007

LA PEOR TRAGEDIA.





Cuando oímos del 9/11, terremotos, inundaciones, aviones estrellados, y otras tragedias, nos lamentamos por la pérdida de tantas vidas. ¡Sin embargo la peor tragedia es la muerte de alguien que fue advertido del peligro pero pereció en un desastre, por no creer! La incredulidad a lo que Dios dice en la Biblia es fatal.

SODOMA Y GOMORRA

El Juicio de Dios contra Sodoma y Gomorra fue terrible. De momento Dios envió fuego y azufre del Cielo y destruyó a todos los habitantes de esas ciudades. Pero la peor tragedia no fue que esos habitantes perecieran por su pecado. "Porque la paga del pecado es muerte" (Romanos 6:23). sino que algunos pudieron ser salvos. Lot, el sobrino de Abraham, había advertido a sus dos yernos: "Salid de este lugar; porque Jehová va a destruir esta ciudad. Mas pareció a sus yernos como que se burlaba" (Génesis 19:14). Así que ambos yernos murieron, aunque pudieron ser salvos por la Gracia de Dios, si hubiesen creído.


EL DILUVIO

El Diluvio fue una catástrofe mundial. La Biblia dice: "Aquel día fueron rotas todas las fuentes del Grande Abismo, y las Cataratas de los Cielos fueron abiertas, y hubo lluvia sobre la Tierra 40 días y 40 noches" (Génesis 7:11-12). ¡Cómo la gente debió haber luchado desesperadamente por salvar sus vidas! Pero el Señor Jesús más tarde dijo: "Vino el Diluvio y se los llevó a todos." ¿Fue la pérdida de vidas en ese Diluvio la peor tragedia? —No, la peor tragedia fue que por 120 años, mientras Noé construía el Arca, anunciaba que vendría un diluvio. La puerta del Arca permaneció abierta 7 días adicionales, antes que Dios mismo la cerrara, pero la gente no entró al Arca porque no creyó a Noé "predicador de Justicia" (2Ped 2:5). No cabe duda que aquellas personas que se burlaron de Noé por construir un Arca lejos del mar. Serían los mismos, que cuando Dios cerró la puerta y comenzó a llover y el nivel del agua aumentaba, tocaron inútilmente a la puerta del Arca. Pero la Biblia dice que lo que Dios cierra ninguno puede abrir, y lo que abre ninguno puede cerrar (Apo 3:7).

De acuerdo a la Palabra de Dios en la Biblia, "No hay hombre justo en la Tierra, que haga el bien y nunca peque" (Eclesiastés 7:20). Pero Dios en su grande Amor para con nosotros, envió a su Hijo JesuCristo, el cual llevó a cabo la más Grande Obra a favor de la humanidad. Por su Sangre derramada, Jesús logró traer salvación a todo aquel que cree y le recibe por Fe, porque su Sacrificio en la cruz fue el pago que saldó totalmente nuestra deuda de pecado contra Dios, y luego resucitó vivo, de entre los muertos, para nuestra Justificación (Romanos 4:25).

Hasta el día de hoy, Dios ha causado que el Evangelio de Señor JesuCristo sea predicado por todo el Mundo. La advertencia continúa siendo anunciada: "Os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios" (2Corintios 5:20). La comisión de la Iglesia verdadera de JesuCristo en la tierra pronto llegará a su conclusión. Los eventos que están sucediendo en el Mundo hoy día cumplen con precisión la Palabra Profética, de manera tal que cualquiera puede ver que estamos viviendo en los postreros días, cuando la puerta de Salvación será cerrada en preparación para el Juicio final.


Amado lector, ¿Has aceptado la Misericordia que Dios te ofrece en Cristo Jesús? ¿Has recibido al Señor JesuCristo como tu salvador personal? Quizás usted dirá: —“No” o “Yo no sé.” Mi amigo si usted no sabe esto es porque usted está perdido. Entonces la peor tragedia te sucederá a ti, y estarás en el Infierno para siempre jamás. "Allí será el lloro y el crujir de dientes." Escápate de esa tragedia en el Arca de Salvación que hoy día es Cristo, el cual dijo: "Yo Soy la Puerta; el que por Mí entrare, será salvo" (Juan 10:9). El Profeta Isaías dijo: "Buscad al Señor mientras puede ser hallado, llamadle en tanto está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos; y vuélvase al Señor, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar" (Isaías 55:6-7). Jesús te invita: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas" (Mateo 11:28-29). También Jesús dijo: "y al que a Mí viene, no le echo fuera" (Juan 6:37).

Si al leer estas líneas usted sabe que el mensaje esta dirigido a usted, entonces arrodíllese y llame al Señor. Dígale (en sus propias palabras): Sí, Señor Jesús, te acepto en mi vida como mi Salvador personal. Perdóname, sálvame y límpiame de todos mis pecados... gracias Padre Santo, en el Nombre de Jesús —Amén.

TODOS NECESITAMOS EL REGALO DE DIOS


Todos los hombres y mujeres en este el mundo necesitan el Regalo de Dios . Hay cuatro simples pasos que el hombre debe tomar si quiere recibir el regalo de Dios: Hablando con la mujer samaritana, en una sola declaración, el Señor Jesús nos revela estos cuatro pasos. Consideremos cada uno de ellos por separado. Dicha declaración la encontramos en el Evangelio según San Juan 4:10. El cual dice así: “Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don (regalo) de Dios, y quién es el que te dice, Dame de beber, tú le pedirías, y Él te daría agua viva.”

Primer paso: “Si conocieras el regalo de Dios,...”

El hecho de que esta declaración apela a la curiosidad, nos indica que este regalo será apreciado después que uno lo recibe. También debemos considerar que este regalo proviene del Todopoderoso Creador, y por lo tanto debe ser sumamente valioso, importante e imprescindible. Por otro lado rechazar un regalo que nos está ofreciendo nada menos que el Rey de reyes y Señor de señores debe tener consecuencias lamentables.

¿En qué consiste este regalo? Bueno pues en (Romanos 6:23), la Biblia dice: "Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva (regalo) de Dios es Vida Eterna en Cristo Jesús Señor nuestro". Mi amigo, Vida Eterna es vida para siempre jamás, por toda la eternidad en un cuerpo eterno, incorruptible y glorioso como el de Cristo después que resucitó vivo de entre los muertos. Y como si eso fuera poco, la Biblia también dice que todas las promesas de Dios son sí y son amén para nosotros los que hemos recibido a Cristo Jesús en nuestro corazón (2Corintios 1:20 AV).

Segundo paso: “y quién es el que te dice: dame de beber;...”

En otras palabras, el Señor está diciendo: Si tú supieras quién es el que está hablando contigo; si me conocieras. Es muy importante saber y reconocer quién verdaderamente es el Señor JesuCristo, pues la ignorancia y/o la equivocación en cuanto a su identidad conllevan resultados eternamente fatales para el hombre. Precisamente esa misma pregunta hizo el Señor Jesús a sus discípulos: "¿y vosotros quién decís que Yo Soy?" Para ese entonces sólo Pedro contestó sabiamente (Mt 16:16). Por otro lado el Apóstol Pablo lo revela con más profundidad cuando dice que Cristo Jesús es Dios manifestado en carne (1Timoteo 3:16). Tambien el Apóstol Juan nos revela que Cristo es el Todopoderoso (Apocalipsis 1:8).

Tercer paso: “tú le pedirías,...”

Amigo lector, solamente al Señor Jesús es que hay que pedirle el regalo de Dios, porque Él fue el que pagó el precio por nuestros pecados en la cruz del Calvario. Ahora el Señor te dice: "Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá" (Mateo 7:7-8). También el Señor te invita a confiar en Él: "Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil y liviana mi carga" (Mateo 11: 28-29).

Cuarto paso: “y Él te daría agua viva.”

Este último paso no lo tomamos nosotros, sino que es el paso que toma el Señor si hemos cumplido con los tres primeros. Escucha bien lo que el Señor promete: "Si alguno tiene sed, venga a Mí y beba. El que cree en Mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en Él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado" (Juan 7:37-39).

Amado lector, si deseas el regalo inefable de Dios que es Vida Eterna en Cristo, al igual que Santo Tomás, reconócele como tu Señor y tu Dios. Luego en tus propias palabras, pídele que te perdone tus pecados y que entre en su corazón y te salve. Jesús dijo: "el que a Mí viene no le echo fuera" (Juan 6:37). —Amén.

LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO




LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

ES INMINENTE

La Biblia enseña que el Señor JesuCristo viene por segunda vez para llevarse su verdadera Iglesia de una manera sorpresiva y sin previo aviso. Eso es inminencia. Inminencia quiere decir algo que está por suceder en cualquier momento. Alguien dijo: Inminencia es la combinación de dos condiciones; seguridad e inseguridad. Seguridad de que va a ocurrir, e inseguridad en cuanto a cuando va a ocurrir.

Los verdaderos cristianos son exhortados, desde que la Iglesia tuvo su comienzo en el primer siglo d.C., a velar y esperar con anhelo la venida del Señor. Cristo dijo que aquellos que le esperan [desde luego, incluyendo los que han muerto esperando] serán honrados en forma especial. Leemos en (Lucas 12:37) “Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su Señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles…si los hallare así, bienaventurados son aquellos siervos.”

Amado lector, vea usted mismo a continuación, la abundancia de Escrituras que anuncian la segunda venida del Señor JesuCristo:


(Juan 14:2-3) He aquí la promesa de venir por segunda vez que el Señor mismo hizo. También Cristo indica su propósito de venir para llevarse consigo a su pueblo: “Voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.”


(Mateo 24:42) “Velad, pues, porque no sabéis a que hora ha de venir vuestro Señor.”

(Mateo 25:13) “Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.”

(Lucas 12:40) “Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá.”

(Lucas 17:34-36) “En aquella hora estarán dos en una cama; el uno será tomado, y el otro dejado.”

(1Corintios 1:7) “Esperando la manifestación de nuestro Señor JesuCristo.”

(Filipenses 3:20) “Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor JesuCristo.”

(Colosenses 3:4) “Cuando Cristo, vuestra vida [eterna] se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con Él en gloria.”

(1Tes1:10 AV) “Y esperar a su Hijo de los cielos, al cual resucitó de los muertos, a Jesús el cual nos libró de la ira que ha de venir.”

(1Tes 4:15-18) “El Señor mismo…descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”

(1Timoteo 6:14) “Que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor JesuCristo.”

(2Timoteo 4:8) “Me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.”

(Tito 2:13) “Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador JesuCristo.”

(Hebreos 9:28) “Así también Cristo…y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.”

(Hebreos 10:37) “Porque aún un poquito, y él ha de venir vendrá, y no tardará.”

(Santiago5:7-8) “Tened paciencia hasta la venida del Señor…porque la venida del Señor se acerca..”

(1Pedro 1:7) “Para que…vuestra fe…sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado JesuCristo.”

(2Pedro 3:9) “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

(1Juan2:28 AV) “Ahora hijitos, perseverad en El; para que cuando apareciere, tengamos confianza, y no seamos confundidos de El en su venida.”

(1Juan 3:2) “Aun no se ha manifestado lo hemos de ser, pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a El, porque le veremos tal como El es.”

(Apocalipsis 3:11) “He aquí, yo vengo pronto…”

(Apocalipsis 22:7) “¡He aquí, vengo pronto!”

(Apocalipsis 22:12) “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo.”

(Apocalipsis 22:20) “Ciertamente vengo en breve. Amén, sí, ven, Señor Jesús.”


NOTA IMPORTANTE:

La segunda venida de Cristo tendrá los siguientes resultados:

El Señor Jesús se llevará consigo solamente a los verdaderos hijos de Dios, los que han nacido de nuevo (Juan 3:3-7 y 1Juan 3:1-3).
Después que se lleve su Iglesia, se cerrará la puerta de oportunidad para la cizaña que se quedó (Mt 7:21-23) (Mt 25:10-15).
Los que no recibieron la Verdad [el Cristo], recibirán la mentira [el anticristo] (Juan 5:43) (2Tesalonicenses 2:11-12).
Todos los que cojan la marca del anticristo serán condenados para siempre jamás, o sea, por toda la eternidad (Apocalipsis 14:9-11 AV y 20:15 ).
Al igual que le sucedió a los Egipcios en el Mar Rojo, la todavía futura victoria del pueblo de Dios [la Iglesia], resultará en caos para este Mundo (Exodo 14:22-31).

martes, 11 de diciembre de 2007

MESIAS REDENTOR


Señor, tu eres el cimiento de nuestra estructura eterna.
Mesías, redentor, palabra siempre nueva; y renovada
En cada circunstancia, me hablas en el silencio de mi encrucijada.
Dulce morada, me enseñas con dulzura la cruz, tu casa de obediencia.
De sacrificio de amor, de amor, y amor, y más amor, llave de tu corazón.
----------
Autora: Mercedes Ramos.

martes, 4 de diciembre de 2007

REFLESIONES SOBRE LA ORACIÓN.


Rezar es un ejercicio del espíritu. Rezar fortalece el espíritu. El espíritu es el motor que mueve el cuerpo. Así, la intención se convierte en movimiento, así la intención se convierte en acción.

El rezar nos permite mirarnos a nosotros mismos y a confrontarnos con nuestro yo. El rezar nos trae paz y sosiego a nuestro espíritu, lo que a su vez se transmite a nuestro intelecto.

No importa si rezamos solos o en compañía. El rezar siempre nos llevará a elevar nuestro espíritu y llegar a estar en presencia de Dios

Y aún más. Aunque parezca paradójico, si nuestras intenciones de orar están vacías, lo que convierte en vacías nuestras oraciones, si nuestras oraciones no tienen sentimiento y, por ende, no tienen contenido, entonces es cuando se tornan "pesadas" y no se elevan. Se quedan a nuestro nivel material y no "vuelan" en búsqueda de la presencia de Dios. Pero, por el contrario, cuando la oración que rezamos sale de nuestro ser y va "cargada" con todo el peso del espíritu y de la sinceridad de nuestro corazón, entonces la oración se torna en una cosa tan "liviana" que se eleva y "vuela" en búsqueda de la Presencia Divina llevando ante el Todopoderoso nuestro mensaje, nuestra palabra, nuestro pedido.



Al rezar debemos tratar de hacerlo en un nivel de devoción tal que nuestras palabras, imbuidas con nuestros pensamientos, puedan llegar a la presencia de Dios. Si nuestras oraciones se convierten en mera rutina, si cuando rezamos lo hacemos de una forma mecánica, repitiendo palabras que no entendemos ni tratamos de entender, repitiendo palabras a las que no buscamos de "cargarlas" con sentimiento ni intención, entonces mas bien parecemos robots que seres humanos.



Cuando rezamos debemos "meternos" en la oración, hacerla nuestra, que sea parte de nuestro ser.



Podemos rezar con la palabra, con la mente, con el corazón, con el intelecto, y todas son formas válidas y valiosas, pero el grado mas alto de oración es cuando llevamos nuestro rezo a la acción, a la práctica.



No digas en tus oraciones cuánto amas a tu prójimo, sino muéstralo, demuéstralo con tu proceder, con tu forma de actuar. El rezar es una poderosa y útil herramienta para nuestro propio ser, para buscar nuestro propio yo, para ser cada día un poquito mejor, para contrarrestar nuestra soledad. No mal utilicemos ni desperdiciemos la oportunidad que nos ofrece la oración.