JESUS QUE TE MIRE MUCHAS VECES PARA DARME CUENTA DE LO QUE ME AMAS

JESUS QUE TE MIRE MUCHAS VECES PARA DARME CUENTA DE LO QUE ME AMAS
PULSAR Y RECITAR LAS ORACIONES Y LAS PROMESAS DE JESÚS

CALENDARIO 2017

CALENDARIO 2017

domingo, 27 de septiembre de 2009

ORACIÓN DE LA FE

SEÑOR, DA ME FE, QUE NO VACILA,Y QUE EN TODO TE VE.
ESCLARECE LOS OJOS DE MI ALMA, DA ME VIDA DE FE.


¡QUÉ ERES EL MÁS AMANTE DE LOS PADRES NO LO PUEDO DUDAR! POR ESO, AUN QUÉ ME AFLIGES Y ME APENES TE QUIERO SIEMPRE AMAR.
QUIERO A TU VOLUNTAD VIVIR MI VIDA PRESCINDIENDO DE MÍ Y EN TODOS LOS SUCESOS DE MI VIDA, VERTE TAN SOLO A TI.
Y CIEGO PARA SIEMPRE YA EL SENTIDO QUÉ NI ENTIENDE NI VE ELABORA MIS MIRADAS ASTA EL CIELO POR LA VIDA DE FE.

lunes, 21 de septiembre de 2009

NOS PREOCUPAMOS POR TANTAS COSAS Y SOLO UNA ES IMPORTANTE


Les pongo esta maravillosa reflesión, que me ha mandado una compañera y amiga de "FRAGANCIAS DE CRISTO".

http://fraganciasdecristo.ning.com/profiles/blog/list

Nos preocupamos por tantas cosas, y solo una es importante realmente: salvar nuestra alma. Porque si nos condenamos, hemos fracasado para siempre. No son los fracasos de la tierra los que importan, sino que es el fracaso eterno el que realmente hay que temer infinitamente. Porque los fracasos de la tierra, muchas veces son solo fracasos a los ojos humanos, pero no a los ojos de Dios. El mismo Cristo parece que hubiera fracasado, porque murió ajusticiado, crucificado, aparentemente fracasado. Pero sabemos que esto no es así, y en el aparente fracaso está su verdadero triunfo eterno.

Así que nosotros no nos desanimemos si nuestra vida es un desastre y parecemos unos pobres fracasados a los ojos de los hombres, pues lo importante es que no fracasemos en alcanzar el Cielo, y para ello debemos poner todo nuestro empeño en vivir los Diez Mandamientos y las enseñanzas de Jesús en el Evangelio, y de esa forma estaremos siempre en gracia de Dios y no temeremos la muerte, sino que ésta será un bien para nosotros, pues nos abrirá las puertas del Paraíso donde seremos para siempre felices con una felicidad que no podemos ni siquiera imaginar aproximadamente.

Un abrazo en Cristo Jesús
Carmen Coromoto.