JESUS QUE TE MIRE MUCHAS VECES PARA DARME CUENTA DE LO QUE ME AMAS

JESUS QUE TE MIRE MUCHAS VECES PARA DARME CUENTA DE LO QUE ME AMAS
PULSAR Y RECITAR LAS ORACIONES Y LAS PROMESAS DE JESÚS

CALENDARIO 2017

CALENDARIO 2017

domingo, 11 de septiembre de 2011

BENDITAS ALMAS DEL PURGATORIO



Oración enseñada por Jesús a Santa Gertrudes para liberar mil almas del Purgatorio:

"Oh Padre Eterno, os ofrezco la más preciosa Sangre de vuestro Divino Hijo, Jesús, unido a las Misas celebradas hoy alrededor del mundo, por todas las santas almas del Purgatorio. Amén".

Las almas del Purgatorio estarán eternamente agradecidas e intercederán por nosotros ante Dios.

Oración por los difuntos (dictada a María Valtorta)

¡Oh Jesús!, que con tu gloriosa Resurrección nos has mostrado cómo serán eternamente los 'hijos de Dios', concede la santa resurrección a nuestros seres queridos, fallecidos en tu Gracia, y a nosotros, en nuestra hora. Por el sacrificio de tu Sangre, por las lágrimas de María, por los méritos de todos los Santos, abre tu Reino a sus espíritus.

¡Oh Madre!, cuya aflicción finalizó con la alborada pascual ante el Resucitado y cuya espera de reunirte con tu Hijo cesó en el gozo de tu gloriosa Asunción, consuela nuestro dolor librando de las penas a quienes amamos hasta más allá de la muerte, y ruega por nosotros que esperamos la hora de volver a encontrar el abrazo de quienes perdimos.

Mártires y Santos que estáis jubilosos en el Cielo, dirigid una mirada suplicante a Dios, y una fraterna a los difuntos que expían, para rogar al Eterno por ellos y para decirles a ellos: 'He aquí que la paz se abre para vosotros'.

Amados, tan queridos, no perdidos sino separados, que vuestras oraciones sean para nosotros el beso que añoramos, y cuando por nuestros sufragios estaréis libres en el beato Paraíso con los Santos, protegednos amándonos en la Perfección, unidos a nosotros por la invisible, activa, amorosa Comunión de los Santos, anticipo de la perfecta reunión de los 'benditos' que nos concederá, además de gozarnos con la visión de Dios, el encontraros como os tuvimos, pero sublimados por la gloria del Cielo".

sábado, 3 de septiembre de 2011

DIVINO ROSTRO DE JESUCRISTO



http://www.conchiglia.us/Scrivere/POSTER_ORACION_DIVINO_ROSTRO_JESUS.pdf



DIVERSAS ORACIONES


Consagración al Sagrado Corazón en la vigilia del 20 de agosto de la Jornada mundial de la juventud 2011, en Cuatro Vientos

Señor Jesucristo,

Hermano, Amigo y Redentor del hombre,
mira con amor a los jóvenes aquí reunidos
y abre para ellos la fuente eterna
de tu
misericordia
que mana de tu Corazón abierto en la Cruz.
Dóciles a tu llamada,
han venido para estar contigo y adorarte.
Con ardiente plegaria
los consagro a tu Corazón
para que, arraigados y edificados en ti,
sean siempre tuyos, en la vida y en la muerte.
¡Que jamás se aparten de ti!
Otórgales un corazón semejante al tuyo,
manso y humilde,
para que escuchen siempre tu voz
y tus mandatos,
cumplan tu voluntad
y sean en medio del mundo
alabanza de tu gloria,
de modo que los hombres,
contemplando sus obras,
den gloria al Padre con quien vives,
feliz para siempre,
en la unidad del Espíritu Santo
por los siglos de los siglos.
Amén.





Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, en expiación por nuestros pecados y los del mundo entero.
Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.



"Prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos y, sobre todo, a la hora de la muerte. Yo Mismo la defenderé como Mi gloria". (Diario, N° 48).

JESÚS - DIOS ES AMOR

JESÚS - DIOS ES AMOR

Sagrados Corazones de Jesús y María

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío.
Dulce Corazón de María, sed la salvación mía.

Sagrado Corazón de Jesús

Sagrado Corazón de Jesús,
En Vos confío.
Corazón de Jesús,
Que os ame y os haga amar.
Oración al Sagrado Corazón de Jesús para una grave necesidad
Oh Divino Jesús que dijiste: "Pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, y el que busca encuentra, y a quien llama se le abre". Mírame postrado a tus plantas suplicándote me concedas una audiencia. Tus palabras me infunden confianza, sobre todo ahora que necesito que me hagas un favor: (Se ora en silencio pidiendo el favor). ¿A quién he de pedir, sino a Ti, cuyo Corazón es un manantial inagotable de todas las gracias y dones? ¿Dónde he de buscar sino en el tesoro de tu Corazón, que contiene todas las riquezas de la clemencia y generosidad divinas? ¿A dónde he de llamar sino a la puerta de ese Corazón Sagrado, a través del cual Dios viene a nosotros, y por medio del cual vamos a Dios?
A Ti acudimos, oh Corazón de Jesús, porque en Ti encontramos consuelo, cuando afligidos y perseguidos pedimos protección; cuando abrumados por el peso de nuestra cruz, buscamos ayuda; cuando la angustia, la enfermedad, la pobreza o el fracaso nos impulsan a buscar una fuerza superior a las fuerzas humanas. Creo firmemente que puedes concederme la gracia que imploro, porque tu Misericordia no tiene límites y confío en que tu Corazón compasivo encontrará en mis miserias, en mis tribulaciones y en mis angustias, un motivo más para oír mi petición.
Quiero que mi corazón esté lleno de la confianza con que oró el centurión romano en favor de su criado; de la confianza con que oraron las hermanas de Lázaro, los leprosos, los ciegos, los paralíticos que se acercaban a Ti porque sabían que tus oídos y tu Corazón estaban siempre abiertos para oír y remediar sus males.
Sin embargo... dejo en tus manos mi petición, sabiendo que Tú sabes las cosas mejor que yo; y que, si no me concedes esta gracia que te pido, sí me darás en cambio otra que mucho necesita mi alma; y me concederás mirar las cosas, mi situación, mis problemas, mi vida entera, desde otro ángulo,
con más espíritu de fe.
Cualquiera que sea tu decisión, nunca dejaré de amarte, adorarte y servirte, oh buen Jesús.
Acepta este acto mío de perfecta adoración y sumisión a lo que decrete tu Corazón misericordioso. Amén.
Padrenuestro, Avemaría, Gloria al Padre.
Sacratísimo Corazón de Jesús, en Vos confío. (3 veces).
Nota: Se sugiere rezar esta oración cuando surja algún problema. Puede rezarse en forma de triduo o novenario, o por un tiempo indeterminado. Se aconseja que, para rezarla con mayor provecho, se reciban los sacramentos de la confesión y comunión.

Oración a Jesús Crucificado


Rezando esta oración delante de un crucifijo, después de haber recibido la Santa Comunión, se gana indulgencia plenaria, con tal que se añada alguna breve oración, un Padre Nuestro y un Ave María por la intención del sumo pontífice (Pío IX).
¡Oh! Mi amado y buen Jesús,
postrado en vuestra santísima presencia;
os ruego con el mayor fervor
imprimáis en mi corazón
vivos sentimientos de fe,
esperanza y caridad,
verdadero dolor de mis pecados
y propósito firmísimo de enmendarme;
mientras que yo, con todo el amor
y con toda la compasión de mi alma,
voy considerando vuestras cinco llagas,
teniendo presente aquello que dijo de Vos,
Oh buen Jesús, el Santo Profeta David:
"Han taladrado mis manos y mis pies,
y se pueden contar todos mis huesos".
Fuente:

Alabanzas al Santísimo Sacramento


Bendito sea Dios. Bendito sea su Santo Nombre. Bendito sea Jesucristo verdadero Dios y verdadero hombre. Bendito sea el Nombre de Jesús. Bendito sea su Sacratísimo Corazón. Bendita sea su Preciosísima Sangre. Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar. Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito. Bendita sea María Santísima la excelsa Madre de Dios. Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción. Bendita sea su gloriosa Asunción. Bendito sea el nombre de Maria Virgen y Madre. Bendita sea María Santísima Madre de la Iglesia. Bendito sea su castísimo esposo San José. Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos. Amén.

Oración Alma de Cristo


Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh mi buen Jesús! Óyeme.
Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me aparte de Ti.
Del maligno enemigo, defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame.
Y mándame ir a Ti,
Para que junto con tus ángeles y santos,
Te alabe y te bendiga
Por los siglos de los siglos.
Amén.
Autor: San Ignacio de Loyola.


Oración Contra Todo Mal


Espíritu del Señor, Espíritu de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Santísima Trinidad, Virgen Inmaculada, ángeles, arcángeles y santos del paraíso descended sobre mí.
Fúndeme, Señor, modélame, lléname de Ti, utilízame.
Expulsa de mí todas las fuerzas del mal, aniquílalas, destrúyelas, para que yo pueda estar bien y hacer el bien.
Expulsa de mí los maleficios, las brujerías, la magia negra, las misas negras, los hechizos, las ataduras, las maldiciones y el mal de ojo; la infestación diabólica, la posesión diabólica y la obsesión y perfidia; todo lo que es mal, pecado, envidia, celos y perfidia; la enfermedad física, psíquica, moral, espiritual y diabólica.
Quema todos estos males en el infierno, para que nunca más me toquen a mí ni a ninguna otra criatura en el mundo.
Ordeno y mando con la fuerza de Dios omnipotente, en nombre de Jesucristo Salvador, por intercesión de la Virgen Inmaculada, a todos los espíritus inmundos, a todas las presencias que me molestan, que me abandonen inmediatamente, que me abandonen definitivamente y que se vayan al infierno eterno, encadenados por San Miguel Arcángel, por San Gabriel, por San Rafael, por nuestros ángeles custodios, aplastados bajo el talón de la Virgen Santísima Inmaculada.
Plegaria de Liberación - Libro "Un exorcista cuenta su historia" - Padre Gabriel Amorth.

Rezar El Padrenuestro








Mandamientos de la Ley de Dios





1° Amarás a Dios sobre todas las cosas.
2° No tomarás el Nombre de Dios en vano.
3° Santificarás el día del Señor.
4° Honrarás a tu padre y a tu madre.
5° No matarás.
6° No cometerás actos impuros.
7° No robarás.
8° No levantarás falsos testimonios ni mentirás.
9° No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
10° No codiciarás los bienes ajenos.




Los 7 Pecados Capitales



1. Soberbia
2. Avaricia
3. Lujuria
4. Ira
5. Gula
6. Envidia
7. Pereza





Virgen María Auxiliadora

Oración de Amor hacia María
¡Reina del cielo y de la tierra! ¡Madre del soberano Señor del Universo! ¡Criatura la más sublime, excelsa y amable!
Es verdad que muchos ni te conocen ni te aman; pero miriadas de ángeles y santos en el cielo te aman y no cesan de cantar tus alabanzas y aún en la tierra ¡cuántos felizmente se consumen en tu amor, y andan de tu bondad enamorados!
¡Ojalá te amara yo también, mi amable Señora! ¡Quién me diera el pensar siempre en Ti, servirte, alabarte y honrarte, y trabajar para que de todos fueras honrada y amada! Has llegado a enamorar a Dios, y con tu belleza, por decirlo así, lo has atraído del seno del Eterno Padre, y lo has hecho venir a la tierra para hacerse hombre e Hijo tuyo.
Y yo, pobre gusanillo, ¿viviré sin amarte? También yo te quiero amar de verdad, y hacer cuanto pueda por verte amada por todos. Ya ves, Señora, el deseo que tengo de amarte; ayúdame para cumplirlo. Sé que a tus amantes, tu Dios los mira complacido; Él, después de su gloria, nada desea más que la tuya, verte honrada y amada por todos.
Toda mi dicha la espero en Ti, Señora, tú me has de obtener el perdón de todos mis pecados; Tú, la perseverancia; tú me has de asistir en la hora de la muerte; Tú me has de librar del purgatorio; Tú, en fin, me has de conducir al paraíso.
Todo ésto han esperado de ti los que te aman, y ninguno se ha visto defraudado. Lo mismo espero yo, ya que te amo con todo el corazón y sobre todas las cosas después de Dios.
Amén.
San Alfonso María de Ligorio



SANTÍSIMA TRINIDAD



Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, os ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los sagrarios de la tierra, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Corazón Inmaculado de María, os pido la conversión de los pobres pecadores.

La Virgen de Fátima dijo: "Rezad el rosario todos los días para alcanzar la paz del mundo y el fin de la guerra".

Virgen de Fátima

Virgen de Fátima
Rogad por nosotros

Oración - Ofrecimiento de sí mismo

Tomad, Señor, y recibid
toda mi libertad,
mi memoria,
mi entendimiento
y toda mi voluntad;
todo mi haber y mi poseer.
Vos me lo disteis,
a Vos, Señor, lo torno.
Todo es Vuestro,
disponed de ello
según Vuestra Voluntad.
Dadme Vuestro amor y Gracia,
que éstas me bastan.
Amén.
(P. Ignacio de Loyola)

¡Oh Salvador mío, fuente inagotable de dulzura y de bondad! No piense yo más que en Vos. Cuando al mismo tiempo que a Vos se ama cualquiera otra cosa, ya no se os ama, ¡oh Dios mío!, con verdadero amor. ¡Oh amor lleno de dulzura, dulzura llena de amor, amor exento de penas y seguido de infinidad de placeres; amor tan puro y tan sincero que subsiste en todos los siglos; amor cuyo ardor no hay cosa que pueda apagar ni entibiar! Jesús, mi adorable Salvador, cuyas bondades, cuyas dulzuras son incomparables, caridad tan perfecta como que sois nada menos que mi Dios! Véame yo abrasado en vuestras divinas llamas, de suerte que no sienta ya más que aquellos torrentes de dulzuras, de placeres, de delicias y de alegría, pero de una alegría enteramente justa, enteramente casta, pura, santa y seguida de aquella perfecta paz que solamente en Vos se encuentra. Sea yo abrasado en las llamas de aquel amor, ¡oh Dios mío!, con todo el afecto de mi corazón y de mi alma. No quiero, bien mío, no quiero en lo sucesivo más amor que el vuestro.
Amén.
(San Agustín)




HIMNO A JESÚS SACRAMENTADO
ADORO TE DEVOTE
Te adoro con devoción, Dios escondido, oculto verdaderamente bajo estas apariencias. A Ti se somete mi corazón por completo, y se rinde totalmente al contemplarte. Al juzgar de Ti, se equivocan la vista, el tacto, el gusto; pero basta el oído para creer con firmeza; creo todo lo que ha dicho el Hijo de Dios, nada es más verdadero que esta palabra de verdad. En la Cruz se escondía sólo la Divinidad, pero aquí se esconde también la Humanidad; creo y confieso ambas cosas, y pido lo que pidió aquel ladrón arrepentido. No veo las llagas como las vio Tomás pero confieso que eres mi Dios; haz que yo crea más y más en Tí, que en Ti espere y que te ame. ¡Oh memorial de la muerte del Señor! Pan vivo que das la vida al hombre; concede a mi alma que de Ti viva y que siempre saboree tu dulzura. Señor Jesús, bondadoso Pelícano, límpiame a mí, inmundo, con tu Sangre, de la que una sola gota puede liberar de todos los crímenes al mundo entero. Jesús, a quien ahora veo oculto, te ruego que se cumpla lo que tanto ansío: que al mirar tu rostro cara a cara, sea yo feliz viendo tu Gloria. Amén.
Autor: Santo Tomás de Aquino



TELEVISIÓN CATÓLICA

Usted está viendo la programación de "ecatolicoTV" en directo. Presione Video Library si desea desplegar la lista de videos:  Temas y Conferencias  Entrevistas y Testimonios  Documentales  Música Católica  Dibujos Animados  Películas y Cortometrajes
Watch live streaming video from ecatolicotv at livestream.com


Santo del dia

Evangelio del dia

Papa Juan Pablo II - Oración de Intercesión

Oh Trinidad Santa.

Te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Papa Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de Tu paternidad, la gloria de la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor.

Él, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna Contigo.

Concédenos, por su intercesión, y si es Tu voluntad, el favor que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos.

Amén.

EWTN - Red Global Católica

EWTN RED GLOBAL CATOLICA

jueves, 1 de septiembre de 2011

VEN ESPIRITU SANTO ENDEREZA NUESTRA MALDAD


Ven, Espíritu Santo, transforma nuestra tensión interior, en un descanso santo, confusión interior, en una calma sagrada, ansiedad interior, en una confianza tranquila, temor interior, en una fe firme, amargura interior, en la dulzura de la gracia, tiniebla interior, en una luz apacible, frialdad interior, en un entusiasmo amoroso, noche interior, en Tu luz, invierno interior, en Tu primavera.

Endereza nuestra maldad, llena nuestro vacío interior, agudiza al máximo nuestra humildad, enciende la llama de nuestro amor, extingue las llamas de nuestra lujuria, deja que nos veamos como Tú nos ves, permite que Te veamos como nos lo has prometido y que tengamos la dicha de que se cumplan en nosotros Tus promesas. Amén.